Skip to content

Una ciencia sin parangón: la “sindonología”.

20 de julio de 2012

La palabra “sindonología” no aparece en el diccionario de la Real Academia de la Lengua,  ni en la Enciclopèdia Catalana, ni en la Británica. En la enciclopedia Larousse se dice de sindonologie: “Étude du Saint Suaire de Turin.”

Nos encontramos, pues, ante un vocablo de uso bastante restringido y no reconocido habitualmente, al menos en castellano e inglés. Otros diccionarios menos estrictos, como dictionary.com añaden el calificativo “científico”: “the scientific study of the Shroud of Turin.”  Sin duda esta definición cuadraría más con la que pudieran dar los “sindonólogos” de sí mismos.

Congreso fundacional de STURP. La cabecita blanca que se ve al fondo es de Walter McCrone, antes de ser expulsado.

No hay en el mundo una ciencia que estudie un sólo objeto. Existe la Egiptología, pero no existen la “máscaratutankamonología” o la “bustonefertitiología”. Los estudios sobre la máscara funeraria de Tutankamon o el busto berlinés de Nefertiti están encuadrados en el marco de una rama dentro de una ciencia precisa o en el marco de trabajos interdisciplinares. Si Ud. no sabe nada del busto de Nefertiti encontrará referencias en manuales de arqueología o historia del Arte. Si acude a facultades de estas disciplinas verá que se habla de este objeto en asignaturas regladas. Hay una cantidad infinita de estudios que se publican en revistas o editoriales especializadas. Ud. podrá consultar bastantes de ellos en bibliotecas de importancia mediana. Y no digamos en las grandes. Ahí se ahogará en un océano de referencias. No existirá un sólo profesor universitario de Historia Antigua que no haya oído hablar del famoso busto y, con mucha probabilidad, de la polémica reciente sobre su autenticidad. Aunque no sea un egiptólogo.

Nada de esto ocurre con la “sindonología”. Ud. no encontrará ninguna referencia en los manuales de Arqueología. No se habla de esta ciencia en las asignaturas regladas de ninguna facultad que yo conozca. En las bilbiotecas de tamaño medio puede haber algún libro suelto sobre el tema, que puede ser una novela. Pero no más. Hay muchos profesores de Historia Antigua que no saben lo que es la sindonología y tienen una idea vaga de que existe una reliquia del sudario de Cristo. Los trabajos sobre el lienzo de Turín han aparecido muy excepcionalmente en revistas técnicas y, de los pocos que lo han hecho, la mayoría en  revistas especializadas en una materia diferente del tema del artículo en cuestión.

La “sindonología” tiene otra extraña particularidad: para ser “sindonólogo” hay que hacer profesión de fe de la autenticidad del lienzo de Turín. Destacados miembros de la comunidad, como Walter McCrone, fueron expulsados fulminantemente en cuanto osaron pensar que el lienzo era medieval. Otros estudiosos críticos con la tesis de la autenticidad, como Joe Nickell o Antonio Lombatti, no son considerados como “sindonólogos” ni ellos se consideran a sí mismos como tales. ¿Conocen Uds. alguna ciencia en la que se exija la adhesión a un dogma para ser reconocido como científico? Ni siquiera en un campo tan polémico como la biología se niega que disidentes de la teoría neodarwinista, como Gould o Margulis, sean biólogos. Se les acusará de equivocarse gravemente, de utilizar postulados no científicos o de lo que sea. Pero nadie niega que sean biólogos. En la “sindonología” disentir del dogma de la autenticidad te niega el carnet de “sindonólogo” y el acceso a los congresos de exaltación “sindonológica”.

Extraña ciencia la de la sindonología, pues. Y sin embargo existe gente que se autodenomina “sindonólogos”. Son científicos, historiadores, médicos o simples aficionados que han realizado algún tipo de estudio (no necesariamente científico) sobre el lienzo de Turín y los han publicado en revistas generalmente no especializadas o en formato pdf. Estos estudiosos son ineludiblemente partidarios de la autenticidad del lienzo de Turín, aunque no siempre por las mismas razones o en el mismo sentido. Familiarmente algunos se denominan “shroudies”. Los hay que “van por libre”, pero usualmente se agrupan en torno a asociaciones concretas de existencia más o menos prolongada como el STURP (Srhoud of Turin Research Project), Centro Español de Sindonología, British Society For The Turin Shroud, etc. Tienen páginas de referencia como The Shroud of Turin Website, en la que el incansable Barrie M. Schwortz publica casi todo lo publicable (y lo no publicable). Y luego pululan por Internet en páginas más o menos beatíficas o “misteriológicas”, con frecuencia anónimas, de escasa seriedad. Y, desde luego, hay que mencionar el museo que existe en la ciudad de Turin (Museo della Sindone), con su página web correspondiente: Santa Sindone. Sito Ufficiale. De manera intermitente se hacen congresos ad hoc,en los que se reúnen los pesos pesados de la disciplina, como el que tuvo lugar en Valencia en Abril de 2012. Y como la existencia de la “sindonología” me parece algo espectral y su trabajo unidireccional prefiero llamar a sus adeptos “sindonistas” (es decir, partidarios de la Síndone) y así lo estoy haciendo en este blog.

8 comentarios
  1. Sindonólogo permalink

    Según la página del centro español de sindonología; la palabra sindonología, trata de la unión de dos palabras griegas Sindon (sábana) y logía (estudio). Por supuesto, la sindonología se limita al estudio de la Sábana Santa y no de cualquier otra sábana, a diferencia de las otras ciencias como la química, la cual yo estudio porque soy quimico; la física, la biología y las demás ciencias, entre ellas las ciencias sociales,en donde tenemos, a la antropología, la historia, entre otras.

    El estudio de el Sudario de Turin es multidiciplinario, es decir, son varias las disciplinas aplicadas al estudio del sudario de turin. Es por eso que se necesitan médicos forenses,químicos, físicos,historiadores, entre otros, para estudiar esta reliquia, pero, como estos se dedican al estudio de la Sabana Santa, entonces también, con más razón, son sindonólogos.

    La ciencia la podemos definir como la búsqueda de la verdad, y son los sindonólogos los que estan ahora estudiando la Sábana Santa, para descubrir la VERDAD que en ella esta oculta actualmente . Lamentablemente muchas personas tienen el miedo de que esa búsqueda de la verdad no les favoresca, entonces arremeten en contra de estos científicos, simplemente arremetiendo contra esa ciencia que es la Sindonología.

    En conclusión la Sindonlogía es una ciencia, ya que ESTUDIA al Sudario de Turín en profundida para descubrir la verdad detrás de ella.

    Si quieres más información al respecto ingresa a :

    http://www.linteum.com/ces-que-es-la-sindonologia.php

  2. Sindonólogo permalink

    Fe de errata de mi comentario anterior:

    es favorezcan, no favorescan. Error del teclado.

  3. Moreno permalink

    Lamentablemente muchas personas tienen el miedo de que esa búsqueda de la verdad no les favorezca

    ¿?¿?¿

    Vaya, yo creo que es al revés. Los sindonistas no permiten que se realicen estudios independientes sobre la sábana. Desde el fiasco que sufrieron con lo del Carbono 14, no permiten ni acercarse.

    Así cualquiera; yo estudio un sandwich de mortadela en el que ha aparecido la cara de Alejandro Magno y no dejo que nadie más la toque. Así ha nacido una nueva ciencia: la bocatiskandarología

  4. Enviado el 08/02/2013 a las 11:58 pm

    La sindonología parte de una “conclusión inicial”, y su tarea es elaborar los argumentos necesarios para llegar a ella. Es lógico que todo aquel que no comparta la “conclusión inicial” no pueda ser llamado sindonologo o sindonista. También es lógico que no se le pueda llamar ciencia

  5. Land'z permalink

    Enviado el 15/05/2013 a las 11:14 pm

    Ese “Sindonologo” de allí arriba, ni el mismo se la cree, las ciencias no las puedes crear y deshacer de un día para otro, como si el día de mañana se me da la gana de estudiar y hacer investigaciones sobre cualquier boberia, o sobre alguna reliquia y ya por eso, crear todo un rollo acerca de de tal cosa, como si la Sabana Cuantica, fuera la única reliquia mas importante del maldito Universo, todos los sindonologos y la sindonologia en si(…)no tienen otra cosa mas fructuosa en la cual perder el tiempo.
    Sin mencionar que se vuelve (…) trillado eso de “vamos a dedicar nuestra vida para probar que esto es real, aunque nosotros ya creemos que es real” vaya forma mas estúpida de pensar. Aun mas para “un científico”.

    • Hola, Land’z:

      Gracias por tu comentario. Es norma de la casa evitar las expresiones que puedan sonar a insulto y provocar broncas desagradables. Por eso he eliminado un par en tu comentario. Espero que no te moleste.

      Si no te gusta como ha quedado y quieres que lo retire lo haré inmediatamente.
      Un saludo.

  6. Muy buenas

    Acabamos de publicar en youtube una interesante entrevista sobre la Sábana Santa y la Crucifixión de Jesucristo por si tiene interés en verla.
    Saludos

    http://youtu.be/uBsqnReirFU Especial ELB: Nuevo análisis de la Sábana Santa

    José Antonio Roldán entrevista a Víctor L. Caja, especialista en traumatología del Hospital Universitari de Traumatologia. Vall d’Hebron (Barcelona), que nos aporta nuevos datos traumatológicos que despejan muchas dudas sobre la Sábana Santa y la crucifixión de Jesucristo.

    Podéis escuchar el programa de En la búsqueda 3×26 con el audio íntegro en http://www.enlabusquedaradio.com

    Saludos

  7. No quisiera llevarle la contraria a “Sindonólogo”, pero me temo que sus argumentos para afirmar que la “sindonología” es una ciencia son erróneos.
    En primer lugar, no es la intención de buscar la verdad lo que convierte al estudio de determinada materia en ciencia. Todo el mundo puede buscar a su modo la verdad (por ejemplo en la religión) y eso no implica que estén haciendo ciencia. Lo que determina qué es ciencia y qué no, es básicamente la forma en que se presentan los estudios y como se realizan. O dicho de otra manera: para hacer ciencia hay que acogerse al método científico. Y esto implica ciertas condiciones que la “sindonología no cumple”.
    En segundo lugar, que sea un científico propiamente dicho el que opine o escriba un artículo, en este caso sobre la sábana de Turín, no implica que al hacerlo, por el sólo hecho de ser científico, no esté violando esas normas de las que hablé antes. Se puede ser científico, y en ciertas ocasiones no hacer ciencia, lo cual suele ocurrir en el mundo de la “sindonología” por la falta de imparcialidad y la casi total afección de sentimiento religioso de estos autores.
    No digo con esto que no se pueda ser científico y religioso al mismo tiempo, al contrario, ambas cosas son totalmente compatibles; lo que sí digo es que a la hora de estudiar algo, lo que sea, se ha de hacer de forma imparcial dejando a un lado los sentimientos y creencias, porque sino estas pueden empañar el resultado. Es principalmente por ese motivo, por el que la “sindonología” no es una ciencia.
    Y en caso de duda siempre se puede consultar el diccionario de la RAE, en dónde los términos “sindonólogo” y “sindonología” no aparecen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: