Skip to content

Tetradiplon: una precisión interesante.

17 de octubre de 2012

Charles Freeman, un especialista en el mundo de las reliquias, que ha entrado tangencialmente con varios textos en el tema del lienzo de Turín, ha escrito un artículo sobre el tema del tetradiplon que merece un comentario. (Charles Freeman: “Tetradiplon – The Mystery Solved?”, Free Inquiry, 2012 October 1).

Tetradiplon es una palabra griega muy rara que significa “cuatro dobleces”. De hecho, en las fuentes literarias sólo es conocida en el contexto en el que una tela, sindon, descrita como un delicado lino, que estaba tetradiplon, es utilizada por Jesús para limpiar su rostro. En la tela quedó una imagen de la cara. (Traducción personal).

Esta leyenda ha sido utilizada por los sindonistas que tratan de identificar el Mandylion, la tela en la que apareció milagrosamente la imagen del rostro de Jesús, con el sudario de Turín. (Cfr. mi entrada anterior). Dado que la primera es descrita por todas las fuentes como la imagen de una cabeza y el lienzo de Turín presenta la doble imagen de un cuerpo entero, Ian Wilson, y otros que le siguen, suponen que el sudario se exhibía “doblado en cuatro”, por lo que sólo era visible la parte frontal de la cabeza. Pero Freeman llama la atención sobre el texto en el que aparece por primera vez la referencia a un lienzo “tetradiplon” (Hechos de Tadeo, alrededor del siglo VII). En él, Ananías, enviado por el rey Abgar de Edesa, manifiesta su desconcierto por no poder pintar el retrato divino (un tema con fuertes resonancias iconoclastas, por cierto):

Y Ananías, habiendo entregado la carta [de Abgar a Jesús], miró directamente a Cristo, pero fue incapaz de fijar Su imagen en su mente. Y Él, que conoce los corazones, pidió algo para lavarse; y una toalla [tetradiplon] le fue dada; y cuando Él Se lavó, secó Su cara con ella. Y Su imagen fue impresa en el lino [sindon].

Como Freeman advierte, “el autor de los Hechos de Tadeo sólo usa la palabra tetradiplon respecto a la tela ANTES de ser tomado por Jesús y no hay mención a que fuera vuelto a doblar tetradiplon después”.

La suposición de los sindonistas tenía muy poco fundamento, pero la precisión de Freeman acaba de restarle el poco que tenía.

Díptico con la pasión de Cristo. Museo de Cluny.

 

PS: dicho sea de paso, Freeman coincide con una llamada de atención que hice en este blog. Cuando Wilson hace un simulacro de los supuestos dobleces del lienzo de Turín para encajarlo con el Mandylion, afirma que está haciendo cuatro pliegues, cuando, en realidad, cualquiera puede ver que se trata de tres. Esta evidencia palmaria no impide que multitud de textos sindonistas hablen de cómo el lienzo de Turín podría estar “doblado cuatro veces” “como dice Wilson”. Que lo dice Wilson es cierto. Que sea así como él dice, no.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: