Skip to content

La teoría del complot masónico. Coda.

23 de junio de 2013

Como ya dije en otra ocasión, seguir los laberintos de la prosa de fray Bonnet-Eymard, el padre de las teorías conspiracionistas sobre el sudario de Turín, no siempre es fácil. Con frecuencia da saltos de un tema a otro, dramatiza reuniones de conspiradores en las que, obviamente, él no estuvo o afirma como hechos rotundos  lo que no son sino suposiciones por su parte. Por ejemplo, si Uds. leen la siguiente conversación

WÖLFLI (de Zurich): Pero Jim, si no fuimos ni Oxford ni nosotros  los que recibimos una muestra en dos piezas, entonces ¿fuisteis vosotros?

JULL (de Tucson): Bueno… pues si.

…no vayan a creer que tuvo lugar realmente. Es que el hermano Bonnet-Eymard dramatiza lo que llama una “reunión secreta de carbonarios” en la que él no estaba invitado, como es de suponer (2013:10).

También, si Uds. leen…

Este artículo no fue presentado en una revista con revisión inter pares. Nature, además, no es una revista que publique artículos con tal control (2013:12).

…no se lo tomen en serio. Hay algunas revistas científicas sin comité de revisión; unas porque lo que tienen no se puede llamar propiamente así y otras porque es su política editorial, pero Nature no es una de ellas. Tiene una página para explicar cómo lleva adelante el proceso de revisión inter pares, en la que se agradece su trabajo a las más de 22.000 personas que han intervenido en este proceso durante 2012. Lo que pasa es que el hermano Bonnet-Eymard nos cuela una de sus famosas ironías y no se preocupa demasiado si esto puede dar lugar a que Uds. entiendan otra cosa.

En fin, tengan en cuenta esta peculiar manera de redactar, si es que tienen interés en echar un vistazo a la prosa “científica” de la Contrarreforma Católica del siglo XXI. Esta gente escribe así. Para ellos una imaginación ferviente vale más que mil evidencias.

Fray Bruno

 Afortunadamente para los lectores que no se amilanen ante este tipo de dificultades, el hermano Bonnet-Eymard tiene a bien facilitar al final de su artículo un esquema de cómo funcionó el complot masónico contra el sudario de Turín que puede facilitar las cosas (2013:12). La conjura masónica tuvo dos partes: sustitución fraudulenta de las muestras del sudario y manipulación de los informes de la datación para que encajaran con la fecha deseada. El esquema a que me refiero resume la primera parte del complot. Voy a contárselo aquí mismo, tratando de hacerlo lo más claro posible, es decir en una prosa normalizada. Creo que será útil para los que se adentren en teorías conspirativas. Incluso sería útil empezar por él para no tener que perder el tiempo pensando que demonios (perdón) habrá querido decir este hombre.

El esquema está dividido en dos secciones. La primera, fray Bonnet-Eymard (que aquí firma como el hermano Bruno de Jesús), la titula con el muy hitchcokiano rótulo de:

 A) La premeditación de un crimen perfecto.

En esta parte se nos cuenta el plan que los muy ineptos conspiradores tenían en mente para engañar al mundo. Este plan contaba con las siguientes fases:

a) El experimento se había de realizar con tres muestras selladas en tres tubos.

En el tubo 1 se colocaría una tira de ~1x7cm extraída del lienzo de Turín.

En el tubo 2 una muestra de un tejido nubio medieval de los siglos XI o XII.

En el tubo 3 (¡atención!) debía ir una muestra de un tejido de lino de Tebas que había sido datado entre los años 127 a 75, antes y después de EC. Pero (¡atención!), alguien (el Dr. Tite, presumiblemente) iba a dar el cambiazo y meter en su lugar una muestra de ~1x7cm de un tejido medieval, que habría sido extraído fraudulentamente del Museo Victoria & Albert de Londres, y era exactamente igual que el lienzo de Turín.

b) Cambio en los laboratorios.

En esta fase, cada laboratorio cambia la muestra 1 por la 3 y viceversa.

c) Fase final: datación.

Así el falso tejido nubio, que es en realidad el sudario de Turín, será datado en el siglo I y el doble del sudario que alguien (¡Tite!) trajo será datado en el siglo XIV.

Pero un fatal acontecimiento da al traste con este maquiavélico plan: el fragmento de Tucson resulta ser demasiado pequeño y se le añade otro trozo del material de reserva, con lo que las medidas de lo que se entrega a los laboratorios ya no serán ~1x7cm, sino ~1,5x8cm. Pero el plan sigue adelante y se realiza en las siguientes fases.

B) La realización, modificada tres veces, hizo el crimen patente.

a) Las muestras en los recipientes sellados (el último será un sobre, no un tubo, pero esto no tiene importancia para nuestro tema).

Tubo 1: El lienzo de Turín.

Tubo 2: Tejido nubio medieval del siglo XII.

Tubo 3: El doble del lienzo de Turín que alguien (¡Tite!) ha puesto en lugar del tejido de Tebas de los siglos -II al I.

Sobre 4: Hilos de la capa de Louis d’Anjou. El prof. Vial, sin avisar a los conjurados, aparece en plena reunión con unas hebras de tejido de la capa de Louis d’Anjou, datada entre los años 1290-1310. No habiendo más contenedores, se introduce en un sobre sellado.

b) El doble del sudario de Turín es demasiado joven. Es de una fecha posterior en unos años a 1350. Entonces los laboratorios comienzan a hacer cambios clandestinos. El hermano Bruno atribuye el cambio en Tucson porque sí a Donahue y Damon durante el 24 de Abril de 1988 (domingo, que hasta la fecha de sus trapacerías tenían prevista estos malvados), para que se abra “oficialmente” el tubo el lunes delante de Jull y Toolin, que se supone que no saben nada y que son tontos, o que también están en el ajo, que esto no queda claro. La foto de las muestras se hace el domingo y el lunes Jull y Toolin tragan con todo. Este tipo de dramatizaciones le encantan al hermano Bruno.

Así quedan las cosas:

Tubo 1: se mezcla parte del doble del sudario con parte de la muestra de Louis d’Anjou para que resulte una media aceptable.

Tubo 2: Tejido nubio.

Tubo 3: El lienzo de Turín, que da una fecha que no corresponde exactamente con la datada por el de Tebas que tenía que haber ido: 11-64, en vez de -127-75.

Sobre 4: Hebras de la capa de Louis d’Anjou.

El fraude ha tenido lugar y sólo espera que el hermano Bonnet-Eymard vaya a demostrarlo ante los ojos de la humanidad.

 

Pontifical. Tercera parte del siglo XIII

Pero conviene recordar que el único problema es que no tiene ninguna prueba de lo que afirma y en algunos casos dice cosas rigurosamente falsas.

1. No se conoce ninguna tela medieval de las características del lienzo de Turín a la que se le haya quitado un trozo de ~1x7cm. La única pieza de lino con el tipo de sarga 1:3 que se conoce es una tela bordada profusamente a la que no le falta ningún pedazo.

2. Es inverosímil que el Dr. Tite se dedicara a hacer juegos de manos delante de los asistentes en el acto de cortar la pieza. No se sabe que el Dr. Tite tuviera el ilusionismo como afición. Dado que la ceremonia fue televisada y se conoce la parte del recorte, el único momento en que Tite no fue filmado fue cuando entró en una sala especial para sellar las muestras a solas con el cardenal Ballestrero, al que se le supone no conchabado y atento a lo que se hacía. No se imagina uno al Dr. Tite diciendo algo así como “¡Mire, mire su Eminencia, un burro volando!” o “¡Uy, se me ha caído el retalito! No busque su Eminencia que ya lo tengo”.

3. Según el hermano Bruno, todo el pastel se descubre porque los conspiradores trataban de ocultar las verdaderas medidas de las muestras. Pero, al contrario, fueron los conspiradores supuestos los que aclararon o intentaron aclarar el tema. Testore primero y posteriormente Michael Tite quisieron corregir los datos equivocados. Fueron dos sindonistas, Riggi di Numana y Gonella, y en parte el CIELT, los que no permitieron que se hiciera y siguieron embrollando. A ellos deberían dirigirse las quejas.

4. No se sabe que cuando se produjo la “apertura oficial” de los recipientes nadie advirtiera que los sellos habían sido levantados con anterioridad. O los que estaban presentes eran los conjurados y, entonces, no hacía falta tanto paripé de sustituciones previas; o los que estaban en la apertura oficial no eran los conjurados (parece que es lo que sugiere Bonnet-Eymard) y hubieran notado el fraude. Justamente los sellos se hacían para que nadie alterara las muestras.

5. La aparición de un tejido tan particular como el del lienzo de Turín donde no tocaba que estuviera habría sido observada inmediatamente. Mucho más cuando lo que se pretendía hacer pasar por él eran trozos de otro tejido y hebras sueltas. Las fotos que presentó el laboratorio de Tucson de lo que se extrajo del tubo 1 (que el mismo artículo de la Contrarreforma Católica muestra), revelan claramente la existencia de dos pequeños trozos de tejido, no hebras sueltas. Que el cambio se hubiera hecho posteriormente supondría aumentar la nómina de conspiradores hasta límites todavía más insostenibles o habría hecho que alguno de ellos hiciera notar que esas fotos no correspondían a lo que ellos habían visto.

6. La existencia misma de las fotos de Arizona, que según la trama imaginada por el hermano Bruno, deberían haber sido tomadas por Donahue y Damon en una incursión nocturna y clandestina para sustituir las piezas, no tiene ningún sentido. El criminal no se pone a retratarse con el cadáver.

7. O los conjurados sabían que el doble del sudario era demasiado joven o no lo sabían. Si lo sabían no se entiende como no previeron una sustitución verosímil. Si no lo sabían no se entiende como lo descubrieron en el espacio de unas horas entre que las muestras entraron en sus recipientes sellados y llegaron a los laboratorios para el cambiazo. Las deducciones del hermano Bruno son, con frecuencia,  esperpénticas.

Otras acusaciones directamente calumniosas del hermano Bruno, como la supuesta recompensa de ricos masones al Dr. Tite por su capacidad de imitar al mago Tamarit o el supuesto suicidio de un Judas arrepentido del laboratorio de Tucson, creo que huelen tan mal que es mejor dejarlas aparte. Estas insinuaciones han sido repetidas hace poco por Joe Marino, de quién no tengo claro si es que lo lía todo adrede o es su propia cabeza la que está hecha un lío.

Todas estas inconsistencias y falsedades, más algunas otras que ya he analizado en comentarios anteriores, hacen que la teoría de la conspiración no guste mucho a los sindonistas serios, a pesar de formar un relato de apariencia coherente. Del mismo tipo de coherencia que el Increíble hombre menguante o Encuentros en la Tercera Fase. También la ciencia ficción es coherente a su manera, pero a nadie se le ocurre tomársela en serio. Salvo al hermano Bruno, al Abad Georges y algunos sindonistas más de su cuerda.

ADDE NDA (28 de junio 2013): Entre las cosas incomprensibles de la escenificación del crimen según el hermano Bruno figura el extraño cambio de la tela de Tebas. Lo más lógico hubiera sido dejar tranquila esta pieza y limitarse a cambiar el trozo del sudario de Turín por el doble medieval, completándolo después con las hebras del de Louis de Anjou. Pero no. En una muestra más de su mentalidad retorcida, los conjurados se emperran en hacer el cambiazo más alambicado, metiéndose con la tela de Tebas sin venir a cuento. Tipos raros estos masones.

Por cierto que, continuando con las precisiones, Rinaldi dice que en la habitación aparte en la que se metieron Mr. Tite y el cardenal Ballestrero para sellar las muestras también estaba Luigi Gonella. Esto no lo sabía. En todo caso ya no era al cardenal al que había que engañar, sino también a su asesor. Quizás éste estuviera también en el ajo y se dedicara a contarle chistes verdes al cardenal mientras el diabólico Tite hacía su diabólica faena. Todo es posible.

Bibliografía.

Abbé Georges de Nantes y Brother Bruno of Jesus: “II. The conclusion of a new trial: His condemnation to death and His resurrection”, The Catholic Counter-Reformation, 17-06-2013. (Consultado: 17/06/2013 8:14). http://www.crc-internet.org/pdf.php?id=1401

Damon, P. E. et allia: “Radiocarbon Dating of the Shroud of Turin”, Nature, Vol. 337, No. 6208, pp. 611-615, 16th February, 1989, (Consultado on line, 17/06/2013 09:13) http://www.shroud.com/nature.htm

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: