Skip to content

Las nalgas de Cristo.

15 de noviembre de 2013

He estado dudando si llamar “El culo del Señor” a la entrada. Uno es bastante reacio al escándalo, pero  quizás me equivoque y a las cosas haya que llamarlas por su nombre, y que me perdonen los creyentes que sean especialmente púdicos y lo encuentren ofensivo, si no directamente blasfemo. Entre ellos, los sindonistas que proclaman que la imagen del Sudario de Turín no puede haber sido realizada por un pintor medieval, porque no se hubiera atrevido a pintar un Cristo desnudo. Es difícil discutir con esta gente. Cuando se les muestra imágenes del bautismo de Cristo en las que aparece desnudo hacen el consabido avance hacia la retaguardia diciendo que en el bautismo sí, pero que en ninguna otra ocasión. Cuando se les muestra imágenes de Cristo desnudo en la tumba practican un nuevo avance vigoroso hacia la retaguardia y afirman que sí, pero que ningún artista hubiera pintado las partes pudendas. Y cuando ya no pueden más, se atrincheran en la imagen dorsal del lienzo de Turín en la que aparecen las nalgas, el culo, el pompis, o como Uds. quieran llamarlo, de Cristo.

Recuerdo ahora una discusión especialmente extenuante de José Luis Calvo con un vigoroso y también coriáceo sindonista que, habiendo recorrido el consabido camino hacia atrás y habiendo sido confrontado finalmente con las nalgas desnudas del Cristo de la Buena Muerte de Palencia, adujo que sí, pero que no eran para ser contempladas. Dejando de lado la curiosa afirmación de que algo está hecho por alguien, pero nadie lo ve, también este último baluarte de la resistencia numantina sindonista -y recuerden cómo acabó Numancia-, puede venirse abajo. Si no se lo creen, observen esta imagen que, ironías del destino, apareció en el blog de uno de los sindonistas más cerrados que conozco y fue recogida en el blog de Dan Porter. (No, no diré nombres).

Salterio de Stuttgart. Arte carolingio. Siglo IX.

 

Y es que el sentido de lo púdico cambia con los tiempos. Y si hay que extraer alguna moraleja de todo esto es que hay que tener cuidado con no caer en anacronismos y confundir los códigos morales de uno/a con categorías históricas universales.

Aunque, quien sabe, quizás el coriáceo sindonista dijera que sí, que el culo está ahí, pero para poner a prueba a los lectores del salterio, que debían cerrar los ojos cuando llegaban a la imagen, en cambio la Sábana Santa… Cosas más raras he leído.

3 comentarios
  1. Curiosa imagen. Esta Flagelación deja a los sindonistas con el culo al aire tanto con el asunto de los glúteos mesiánicos como con el tema de esos flagelos romanos que, según ellos, nadie sabía como eran pero que aparecen representados en numerosas obras de arte como ésta.
    Eso sí, cuando sea mayor espero entender el razonamiento sindonológico (oxímoron al canto) por el que la representación de las nalgas de Emmanuel es una prueba se su autenticidad y el alargamiento imposible de las manos para tapar la… el… esto, lo que un judío tendría que tener circuncidado, no significa nada sobre su falsedad.

  2. Me he reído con esta entrada.
    Te visito de vez en cuando y siento envidia de los contenidos. Si alguna vez quieres repostear algo en lamentira, sabes que tienes las llaves para hacerlo. Un saludo.

    • Gracias por la invitación. Tu blog tira más por la crítica a las pseudociencias, pero si alguna vez encuentro algo que relacione el lienzo de Turín con la ciencia repostearé en “La mentira está ahí fuera”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: