Skip to content

El profesor Franz de Copenhague y Dios. (Consideración intempestiva).

20 de junio de 2015

Para los y las lectoras que no tengan una edad suficiente habrá que explicar aquí que el profesor Franz de Copenhague era el imaginario autor de “Los grandes inventos del TBO”, una página de referencia de esta publicación infantil en los años de la posguerra. El profesor era especialista en idear complejos mecanismos para ejecutar  acciones simples. Para ello llenaba una habitación con palancas, jaulas de pájaros, pozales de agua, poleas y torniquetes que funcionaban como sutilísimos engranajes para que uno no tuviera que mover ni un dedo para rascarse la espalda o quitar un pelo de la sopa. Un genio. (Algunos de sus inventos pueden ser consultados aquí . Por si alguien se anima a llevarlos a la práctica).

Este preámbulo viene a cuento de que tal parece que los sindonistas confundan a Dios con el famoso profesor danés. Para explicar “naturalmente” como se produjo la imagen del sudario, cosa que, por el momento, permanece inexplicada, elaboran complejas especulaciones con descargas eléctricas, protones viajeros, terremotos imperceptibles, remiendos invisibles, capas bioplásticas y otras maravillas que, o son directamente entes de ficción, o se combinan de tal forma que suponen dos milagros en uno. El caso más típico es la famosa teoría de la tridimensionalidad, que no sólo presupone un tipo de radiación desconocida, sino también una fuerza misteriosa que mantiene la tela extendida y tensa en el aire o un fenómeno ignoto de desmaterialización de un cuerpo por el que el sudario se deslizaría al tiempo que se imprimía nadie sabe bien cómo.

Puestos a suponer procesos naturales desconocidos, parece que las hipótesis más simples apuntarían a la degradación de una pintura en la tela. Otras más difíciles, pero sin la barroca complejidad de los inventos de profesor Franz, nos remitirían a placas metálicas calientes o vidrios coloreados. Por supuesto que si lo que queremos es meter algún dios por en medio, también resultaría más sencillo gritar “milagro,  milagro” y caer de rodillas.

Ambas soluciones, la de otros procedimientos naturales y la del puro milagro, presentan inconvenientes insalvables para los sindonistas.  La primera, porque les deja sin pruebas tangibles, por así decirlo, de la resurrección de Cristo y la suya propia de rebote. La segunda, porque los sindonistas están convencidos de que los tiempos modernos necesitan creencias modernas y de ahí al fetichismo tecno-científico del que hablé en otra entrada.

Pero al embarcarse en sus retorcidas explicaciones, olvidan dos cosas:

  1. Que en ciencia el camino más simple es el más seguro y que embarcarse en complicados andamiajes de suposiciones ad hoc es el indicio más plausible de que lo que se hace no es ciencia, sino pseudociencia.
  2. Que al postular un dios que se demuestra científicamente, han diseñado una deidad incomprensible. No hay nada más humanamente absurdo que una divinidad omnipotente haciendo encajes de bolillos para poner una imagen confusa en una tela que permanece oculta 14 siglos para que un pequeño grupo de creyentes se peleen entre ellos a propósito del método científico del milagro. Para postular un dios tan irracional no nos hacía falta reacciones Maillard, rayos láser de baja frecuencia, radiaciones misteriosas, efectos Coronas, desmaterializaciones ni cosas similares. Bastaba con decir que los caminos de Dios son inescrutables.

El problema es que eso ya lo sabíamos (llevamos mucho tiempo constatando lo absurdo y desesperante de la creación) y no suena “moderno”. Ni reconfortante. Al fin y al cabo, un dios que escapa a la medida de lo humano se vuelve algo inquietante. Y los sindonistas quieren “evidencias”, o lo que ellos llaman así, de que todo va bien en el mejor de los mundos posibles.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: