Skip to content

El Jesús histórico (II). Bibliografía personal.

9 de febrero de 2017

El primer punto que debería aclarar es cuáles son mis fuentes para hablar de este tema. No voy a contar todas, porque no estoy haciendo una tesis o escribiendo un libro, sino que me limitaré a comentar algunos de los textos que más han influenciado mi visión de Jesús de Galilea y los orígenes del cristianismo. Empezaré por los autores.

Pablo Picasso. Mujer con libro. 1932

Pablo Picasso. Mujer con libro. 1932

Ante todo, Gonzalo Puente Ojea, fallecido días antes de redactar esta entrada. Su libro Ideología e Historia. La formación del Cristianismo como fenómeno ideológico. (Madrid, Ed. Siglo XXI, 1974), me abrió las puertas de un problema que no me interesaba demasiado por aquél entonces. Sigue siendo de lectura obligada. Después de éste, Puente Ojea escribió otros libros que también son muy relevantes –más actualizados, lógicamente‒ y que no nombraré para no alargar esto.

No recuerdo si compré la Vida de Jesús, de Ernest Renan (Madrid, EDAF, 1968) en una librería de segunda mano o estaba en las estanterías de la biblioteca de mi padre, que eran muchas. Hace demasiado tiempo. Pero, en todo caso, y aunque los puristas digan que está superado en algunos aspectos, sigo pensando que es de lectura obligatoria, casi todo lo que dice sigue siendo válido y a mí me enseñó, y me enseña cuando lo repaso, muchas cosas.

John Dominic Crossan, es otro de los que se dicen superados. Pero me permito dudarlo. La finura de análisis no se pasa por mucho que cambien las modas. Jesús: vida de un campesino judío (Barcelona, Crítica, 1991) es un libro que, después de haberlo leído hace tiempo, todavía consulto de vez en cuando. Da gusto leerlo.

Si uno tiene que leer, o consultar, algún trabajo escrito desde el credo católico, que lo haga con los cinco volúmenes de John P. Meier: Un judío marginal. Nueva visión del Jesús histórico, Estella, Verbo Divino, 1998. Es de lo más inteligente y bien documentado desde esa perspectiva. No he leído todos los tomos (algunos sí), pero lo consulto con frecuencia.

Del lado protestante, me resultó interesante, aunque muy discutible, de James D. G. Dunn, Christianity in the Making: Vol. 1, Jesus Remembered. Grand Rapids, Eerdmans, 2003. Los dos volúmenes siguientes los tengo a la espera de tener tiempo para leerlos. También desde la perspectiva protestante y para entender (algo) la relación del Jesús evangélico con el contexto judío, yo echaría un vistazo a E. P. Sanders: Jesús y el judaísmo, Madrid, Trotta, 2004. Pongo “algo” porque del judaísmo del siglo I no hay prácticamente textos y hay que inferir muchas, demasiadas, cosas. Pero es lo que hay. Algo de esto se puede ver también en los libros de Geza Vermes, autor que cabalgó entre el catolicismo y el judaísmo. Especial atención a sus dos libros La Pasión y La Resurrección (Madrid, Ed. Crítica), por lo que tienen que ver con el tema de este blog. Se leen fácilmente.

Aunque la manía de montar debates espectaculares, muy anglosajona, me deja frio, uno de los habituales participantes en ellos que más me ha impactado es Bart Ehrman. Está a medio camino entre la erudición y el best seller, pero es bastante serio. Jesus, Interrupted: Revealing the Hidden Contradictions in the Bible (And Why We Don’t Know About Them), Harper Collins, 2009, que ha merecido hasta un artículo de Wikipedia y que he consultado en version e-book, es un clásico.

Una perspectiva interesante, por lo iconoclasta, de Jesús de Galilea se puede ver en José Montserrat: Jesús. El galileo armado. Historia laica de Jesús, Madrid, EDAF, 2007. Rompedor y todo lo discutible que se quiera.

Me parece de lectura obligada para entrar en el tema el libro de Antonio Piñero, editor, ¿Existió realmente Jesús?, Madrid, Raíces, 2008, una recolección de ponencias de diversos autores que da un panorama global, desde las respuestas más radicales hasta las intermedias.

Me declaro fan de Fernando Bermejo Rubio, cuyos puntos de vista comparto en gran medida o bastante. Son fáciles de encontrar a través de Internet y su página en academia.edu (http://uned.academia.edu/FernandoBermejoRubio).

Y ya que me he metido en línea, la página de Antonio Piñero, es el referente fundamental para tener una visión seria del problema de la historicidad de Jesús. No he encontrado otra igual en castellano. Aconsejo saltarse las intervenciones de los lectores. Muchas son tediosas de puro repetitivas y no añaden nada. En este blog se encuentran abundantes referencias de otras lecturas provechosas, incluyendo los libros del propio Piñero.

El mitismo, es decir, la teoría que afirma que Jesús no existió realmente, sino que es una figura ficticia formada a partir de mitos, tiene su página más interesante en el blog de Neil Godfrey, Vridar. Ahí se puede encontrar enlaces a los representantes más notables de esta corriente –Richard Carrier, Arthur Drews, Earl Doherty y otros‒, a los que la corriente académica condena habitualmente al ostracismo. No hay que desdeñarlos por eso, dado el carácter doctrinal que casi siempre ostenta lo que he llamado “corriente académica”. Justamente por marginales, suelen plantear cuestiones incómodas y apuntar agujeros negros que los demás no ven.

Para una visión ortodoxa del cristianismo, un autor muy de moda en línea es Larry Hurtado, que mantiene un blog interesante. En relación con mi anterior comentario, no hay que desdeñar tampoco a los “ortodoxos” porque sean confesionales. Aparte de sus sesgos, pueden estar muy informados y aportar cosas nuevas y polémicas inteligentes, como es el caso que ahora menciono.

Un blog por el que siento especial cariño es el de Matthew Ferguson, Κέλσος . Me gusta, entre otras cosas, porque analiza en detalle cuestiones aparentemente marginales que los demás dan por sentadas y de las que, sin embargo, Ferguson saca jugo.

Todo esto, como panorama general. A lo largo de las entradas siguientes, si todo va como espero, iré añadiendo otras referencias de artículos y autores que, aunque ahora no me vengan a la cabeza, pueden ser de primer orden, dentro de mi modesto entender.

12 comentarios
  1. Alfonso permalink

    Los autores que has puesto son deplorables, si incluso Antonio Piñero me reconoció personalmente que Jesús: vida de un campesino judío de Crossan no era más que un vulgar panfleto. Respecto al exseminarista bretón Ernest Renan (casi todos apóstatas son exsacerdotes que intentaron justificar la traición a sus votos con falsos argumentos) su credibilidad es nula. Cuenta Vittorio Messoriq ue el mismo Ernest Renan, según testimonio de la viuda del comisario de policía de Lourdes, durante la época de las apariciones, Renan ofreció en secreto la cuantiosa suma de cuarenta mil francos a cambio de documentos y noticias que descalificaran aquellos acontecimientos, tan molestos para él. ¿Estos trucos de baja estofa son propios de un genuino librepensador?. Puente Ojea era otro engañabobos, que prefirió no acudir a debates con cristianos fogueados desde su pinchazo ante el evangélico César Vidal en los dos programas de TVE (“Blanco sobre negro”) de Fernando Sánchez Dragó emitidos en Semana Santa de 2001. Vidal hizo un duro pero justo análisis de obras de PuenteOjea como Ideología e historia: La formación del cristianismo como fenómeno ideológico”, Madrid, 1984. “Este autor, que adolece de un desconocimiento grave de las fuentes coetáneas, ha caído con posterioridad en la formulación de hipótesis que, como mínimo, han de ser calificadas de novelescas, como la de atribuir al cristianismo, desde sus inicios, la práctica de una conspiración destinada a dominar el mundo. Ver en este sentido: G. Puente Ojea, ”Imperium Crucis”, Madrid, 1989, pgs. 41 ss.”
    Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/1873/Pobres_y_pobres_espirituales_y_materiales

    Por último, Bart Ehrman es otro charlatán que también ha salido muy mal parado cuando se ha enfrentado a verdaderos eruditos : https://twitter.com/LeeStrobel/status/731171406961102848
    Honestamente, le recomiendo que empiece por el principio, lea al menos abuenos divulgadores como Vittorio Messori y Lee Strobel. El primero tiene un excelente libro dedicado a la pasión : http://gmiradasmultiples.blogspot.com.es/2017/04/padecio-bajo-poncio-pilato-vittorio.html

    • Usted que dice que Piñero le dijo, una viuda de un comisario de policía, el notorio ex-comentarista televisivo Sánchez Dragó, el sr. Vidal y alguno más del mismo nivelazo. ¿y Jiménez Losantos no ha dicho nada sobre el tema? Permítame que no tome demasiado en serio su comentario. Lo siento.

      • Alfonso permalink

        Ya que has mencionado a Renan no me resisto a poner un fragmento escrito por un servidor pata la editorial Vita Brevis “Pero también es interesante señalar que investigadores racionalistas de la talla del teólogo modernista como Alfred Loisy y el escéptico Ernest Renan acabaron reconociendo que Jesús fue el único hijo de María. Como hermeneutas escépticos negaban la milagrosa concepción virginal de Cristo y cualquier evento sobrenatural narrado en los evangelios pero a la vez eran conscientes que los hermanos de Jesús nunca fueron hijos de María. Alfred Loisy , por poner un significativo ejemplo, creía que la tradicional interpretación católica de ver Lucas 1: 34 (“no conozco ni conoceré varón”) como un voto de virginidad de María reflejaba la antiquísima e histórica tradición de que Jesús era el hijo único de María. Más espectacular, si cabe, es el cambio de opinión del príncipe de los exegetas escépticos del Nuevo Testamento: Ernest Renan. Este, en las primeras ediciones de su célebre y racionalista Vida de Jesús , aceptó la hipótesis de los hermanos uterinos del protestantismo liberal (Strauss y otros corifeos de la Escuela de Tubinga). Pero, como ya señaló acertadamente en su día el Dictionnaire apologétique de la foi catholique y últimamente Vittorio Messori a partir de la décima edición de esa Vida y, después, en estudios sucesivos, Renán cambió de idea: la primera y única vez en que rectificó una opinión contraria al Dogma Católico, a causa, sobre todo, de la reflexión sobre la conmovedora pericopa de Juan 19,25 ss., donde Jesús moribundo confía su Madre «al discípulo que amaba»: «”Mujer, ¡ahí tienes a tu hijo!” Y, desde ese momento, el discípulo la acogió en su casa». La encomienda del cuidado de María a Juan Zebedeo , autor del evangelio de su nombre sólo es comprensible si Jesús era el único hijo de María, pues habría resultado muy extraña si hubieran existido otros cuatro hermanos varones con los que Ella, igual que tenía relación antes —según resulta en los Evangelios— seguiría teniéndola después {Hch 1,14). Pero el cambio de pensamiento de Renán, estuvo determinado también por la observación de que, mientras de los «hermanos» y «hermanas» no se dice nunca «los hijos de María», Jesús es invariablemente llamado «el hijo de María». Él, no un, como para especificar que era El solo: en el mundo hebreo, y semítico en general, el hijo nunca es indicado con el nombre de la madre, salvo que el padre haya muerto y la viuda no tenga más hijos. Por tanto, decir «el hijo de María» y no «de José» era otra clara indicación de la situación «civil» de Cristo. Renán mismo observa cómo la costumbre continuó incluso en el mundo occidental, citando el ejemplo del pintor Piero della Francesca: hijo único, también él, de madre viuda. Que el análisis de Renán es correcto se deduce cuando leemos el texto neo testamentario a luz de los descubrimientos arqueológicos. “

      • Todo eso estaría muy bien si se toma el cuarto evangelio y Hechos como textos históricos. No lo son. Y sus especulaciones tendrían base si los evangelios no fueran hagiografías doctrinales. “Hijo de María” puede ser una declaración programática de la naturaleza divina de Jesús y no una referencia a su estado civil. Es decir, lo más seguro es que así sea.

  2. Odiseo permalink

    “lea al menos a buenos divulgadores como Vittorio Messori y Lee Strobel”

    Veamos. Reseña del libro de Vittorio Messori, “Hipótesis sobre Jesús”:
    “Vittorio Messori proviene del campo de la duda y la indiferencia religiosa… escribió este libro para contagiar a otros su lúcida convicción de que por lejos la más razonable entre las “hipótesis sobre Jesús” es la de que Jesús de Nazaret es el Cristo y el Hijo de Dios.”

    http://lmillau.blogspot.com.es/2009/04/hipotesis-sobre-jesus-vittorio-messori.html

    Por otro lado, Lee Strobel es el autor de “El caso de Cristo” (del que se acaba de hacer una película), un libro en el que narra su experiencia como ateo convencido que decidió desmontar la base misma de la religión católica, la resurrección de Cristo, y acabó convencido de que Jesucristo es real, y ahora se dedica a propagar la voz de Cristo:

    Desde luego, dos referencias muy recomendabnles para iniciarse en el estudio del “Jesús histórico”, del mismo modo que los “Hechos de Chuck Norris” son la mejor referencia para conocer la verdadera vida del actor Carlos Ray Norris.

  3. Odiseo permalink

    “si incluso Antonio Piñero me reconoció personalmente que Jesús: vida de un campesino judío de Crossan no era más que un vulgar panfleto”

    Pues no creo que ese Antonio Piñero del que habla Alfonso sea el mismo Antonio Piñero Sáenz, catedrático español de filología griega de la Universidad Complutense de Madrid, especializado en lengua y literatura del cristianismo primitivo, que escribió el siguiente comentario sobre la obra de Crossan:

    https://www.tendencias21.net/crist/Es-fiable-la-imagen-del-Jesus-de-la-historia-de-John-Dominic-Crossan-Compartir-187-de-1-de-abril-de-2016-Preguntas-y_a2010.html

    • Alfonso permalink

      Lo de “panfleto” y “libelo” es textual; de una conversación que tuve con Piñero en una librería orensana hace 13 años.

      • Aunque Piñero le dijera eso, parece que no se atreve a escribirlo públicamente. Por algo será.

  4. Alfonso permalink

    Parece que muchos especialistas del nuevo testamento no se llevan muy bien entre ellos, la opinión de Vidal sobre Piñero, comparto su tesis pero no que caiga en ataques “ad hominem” : Cesar vidal vs Antonio piñero dura critica https://youtu.be/dTi_3AStpm8 vía @YouTube

  5. Alfonso permalink

    La opinión de Vidal sobre el cuarto evangelio : Cesar vidal el evangelio de Juan (interesante) https://youtu.be/GNr4ykvWe-0 vía @YouTube

    • Odiseo permalink

      “La opinión de Vidal…”, ¿Te refieres a César Vidal Manzanares, el “historiador” que al analizar la Batalla de Kadesh en su libro sobre Ramsés II, añadió un esquema de dicha batalla diciendo que se lo había dibujado un profesor de la Academia Militar de Zaragoza, experto en estrategia, cuando ese esquema era idéntico al que figura en el libro “Egipto: dioses, templos y faraones” de John Baines y Jaromir Malek? ¿Te refieres al mismo César Vidal que publicó una edición española de la “Historia de Egipto” de Manetón traducida directamente del griego, cuando otros ya se dieron cuenta de que realmente lo había traducido del texto en inglés de la edición bilingüe que manejaba? ¿Te refieres al mismo César Vidal, autor de una disparatada y falaz traducción del Documento Q en donde incluía ciertos pasajes interesados que no aparecían en ninguna reconstrucción del Documento Q?… Pues sinceramente, no me interesa la opiníón histórica de este tipo de personas.

  6. Mire Alfonso, la historia en serio no se hace con exabruptos y descalificaciones globales, especialmente si están dichas de pasada. Si este historiador o el otro es muy bueno o muy malo se descubre discutiendo sus investigaciones o, como mucho, su currículo. Todo lo que usted cuenta es el HOLA de la historiografía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: