Saltar al contenido.

Una conferencia de Walter McCrone sobre el sudario de Turín.

25 de abril de 2018

McCrone, Walter C., “ Antiquities: Authentication of Art & Archaeological Objects – The Turin Shroud & the Vinland Map”, 67, Medico-Legal Journal, pp. 135-146 (1999);

Conferencia en la Royal Society of Medicine, el 13 de mayo de 1999. Moderador: Mr Alec Samuels, Presidente de la sociedad.

 

Buscando por aquí y por allá he encontrado el texto de una conferencia de Walter McCrone, Bestia n.º1 del sindonismo clásico. Se refiere a dos éxitos del Instituto McCrone —al menos, así los considera él—: el mapa de Vinland y el sudario de Turín.

Básicamente McCrone tiene razón al aducir que sus experiencias habían probado que este documento, atribuido a los vikingos en la Edad Media, era falso. Para más precisiones, remito a esta página.

En lo que concierne a la sábana de Turín, McCrone no aporta revelaciones sensacionales. Sólo son destacables algunos puntos particulares que comento ahora brevemente.

Los sindonistas despistados suelen aducir que McCrone era tan malo que sus trabajos sólo fueron publicados por las revistas de su instituto. Aquí tienen una refutación de tal cosa. Sobre el prestigio de McCrone he escrito algo (/2012/08/19/1978-sturp/) que refuta esta afirmación. El hecho de que fuera una de las autoridades requeridas para testificar sobre la autenticidad del mapa de Vinland, también es un dato significativo al respecto.

También he oído decir que McCrone no era capaz de atribuir una posible autoría de la pintura del lienzo de Turín, o sea, que tampoco tenía ni idea de la pintura europea del momento. Nuevo desmentido: aquí cita la escuela de Simone Martini (1284-1344) —al que ya me he referido en otras partes — y “una docena” más de posibles candidatos (p. 139). (Yo mencionaría las escuelas de Florencia o Siena, pero yo no soy McCrone y no sé lo que tenía en la cabeza). No es cierto, pues, que no supiera quién podría ser capaz de hacer la falsificación. De cualquier modo, él supone que la tela pudo haberse confeccionado como una representación sacra del sudario que hubiera sido convertida por otros en reliquia (p. 139). Añade además, que puede certificar que la pintura no fue retocada (p. 140)

En el turno de preguntas, McCrone afirma que hizo exactamente las mismas pruebas que Adler y Heller sobre la sangre de la imagen y que dieron negativo todos ellas. Aquí sólo detalla una, a la que ya se había referido en otros escritos. Como ni los autores mencionados ni él mismo dieron una explicación completa de las mismas, la cuestión queda en una mera guerra de descalificaciones mutuas, que sería muy fácil de resolver con los métodos de los que se dispone hoy en día. No se aplicarán porque la iglesia católica no tiene ningún interés en que se hagan nuevas pruebas sobre el lienzo que remachen su falsedad. Coincido con Charles Freeman en esto.

Y, cotilleo final, en la sala se encontraba David Rolfe, nuevo director del boletían de la British Society for the Shroud of Turin, que se presenta a sí mismo como “cineasta” y hace una pregunta muy modosita, o sea anodina (p. 142). Es uno de los que más ha combatido las tesis de McCrone en varios documentales de exaltación sindonista. Al parecer, aquí se encontraba un poco cohibido por el ambiente científico de la sala. Muy típico.

From → 3.4. Otros

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: