Skip to content

El argumento de la perfección.

28 de mayo de 2013

Ningún testimonio es suficiente para establecer un milagro, a menos que el testimonio sea de tal tipo que su falsificación sea más milagrosa que el hecho que trata de establecer.

David Hume, Investigación sobre el conocimiento humano.

Como hemos visto en una entrada anterior, existe una línea de argumentación sindonista que consiste en establecer una serie de propiedades de la imagen del lienzo de Turín que ningún ser humano podría haber producido. En consecuencia, y según la conocida máxima de Hume, habría que postular que sólo la existencia de un milagro -obviamente la Resurrección-, puede ser el origen de la imagen.

Los sindonistas suelen ser muy particulares a la hora de ver lo que ellos creen ver en el lienzo y lo llaman “propiedades que ven todos los científicos que han examinado el lienzo”. Pero con frecuencia, ya lanzados, afirman cosas que no tienen ninguna base. Tal es el caso de Isabel Piczek, proclamada niña prodigio, que es presentada como una eminencia en el terreno de la pintura, la historia del Arte y la física más o menos atómica. Son estos puntos que me ha sido imposible comprobar porque Isabel Piczek no tiene un curriculum vitae contrastable fuera de páginas sindonistas (lo único que he encontrado es esta breve nota ) y en lo que respecta a la calidad de su arte cada cuál podrá juzgar por su cuenta en esta página.

Pero si la Sra. Piczek puede ser una eminente realizadora de vidrieras o muralista, lo que es como  historiadora del arte no parece muy sólida. Al menos cuando afirma que los artistas de la Edad Media (¿qué Edad Media; el siglo IX o el XIV?), no eran capaces de representar la anatomía humana correctamente y para demostrarlo nos muestra esta pequeña imagen.

Para que las gratuitas afirmaciones de la experta sindonista no confundan a nadie me limito a colocar dos imágenes de dos artistas de la época del lienzo de Turín.

Nicola Pisano. 1220-1284. Púlpito del Baptisterio de Pisa.

 

Giovanni da Milano. Pietà. 1365.

A veces es verdad que una imagen vale más que mil palabras.

Bibliografía.

 

Hume, David (2001): Investigación sobre el conocimiento humano. Madrid, Alianza Editorial.

Piczek, Isabel (1996) “Alice In Wonderland and the Shroud of Turin”. Consultado on line, 27/05/2013 08:56, http://www.shroud.com/piczek2.htm

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: